MI PEQUEÑA FLOR CAPÍTULO III Y CONCLUSIONES FINALES

TRES MESES ANTES


Marieta sale de la ducha, canturreando:"looking for paradise," deja que la toalla que envuelve su cuerpo se caiga al suelo, y duda entre que vestido ponerse: Su túnica azul de seda o su vestido negro de Armani, al final se decide por la túnica, elije cuidadosamente sus zapatos y se ondula su larga melena rubia.
                                                                                               
 Alberto la observa impasible, a través de la rendija de su puerta, mientras el hilo musical que envuelve toda la casa, despliega:"air,air,on the g string" de Bach.
                                                  Ella, permanece ajena a todo mientras se prueba zapatos y se plancha su pelo. Alberto, deja asomar a su rostro una sonrisa casi patética, por lo imperceptible que parece; para él, es increible que la niña de sus ojos, de aspecto frágil y baja estatura, se transforme en una pequeña mujercita, subida en esos tacones; su cara dibuja la misma desaprobación de siempre, en lo que respecta a su hija, él sabe que no puede protegerla mientras ella continue subida en esos  zapatos.
                                        En un mismo gesto, baja la cabeza, mira al techo y exhala una bocanada de aire. Después se va a su despacho a  ultimar los detalles de la reunión que presidirá esa noche.
                                                   Norma, sentada en el salón, apura su copa de bourbon, mientras ojea una revista de moda sin demasiado interés, y observa bajar las escaleras a su marido, con menos interés todavía. Alberto se limita a advertirla que no vendrá a cenar esa noche, y ella levanta y baja la mirada, casi al mismo tiempo, mientras sigue pasando las páginas de su revista.
                                                                                       Cuando Marieta baja a toda prisa las escaleras, en el salón ya sólo está su madre, concentrada en su copa de bourbon casi vacía. Ella se despide de Norma   alzando su brazo y esta le responde con una leve sonrisa.
                                                                                                                                              


Marieta llega a la discoteca más o menos a las 2 de la mañana, acompañada de dos de sus amigas, pero dentro se encuentra con muchos conocidos.  A esa hora en "el Soule" suena música de los 60 y ella baila:"let it be" y "love me do", mientras el alcohol y el éxtasis, comienzan a hacer efecto. Se tambalea constantemente, y uno de sus amigos se la lleva a la zona vip,. Marieta se tumba en el reservado sin ningún pudor, y su amigo saca del bolso de su pantalón unas píldoras de GHB, ella le arrebata una y se la traga, mientras no para de reir, en ese momento suena su móvil y sin decir una palabra, se levanta y sale corriendo. El chico la ve alejarse en la inestabilidad de sus tacones, y observa como está a punto de caerse, cuando intenta abrirse paso entre los jóvenes que se encuentra durante su carrera hacia la salida. Cuando reacciona del impacto que le produjo la  reacción de la chica, sale corriendo tras ella, pero sólo le dá tiempo a verla subirse en un audi blanco y desaparecer en la noche.


 Alberto conduce despacio, mientras escucha:"toccata cha luque in d minor"